«Tenía razón Julieta. Tenemos testimonios importantes»

Julia Mosquera, la abogada de la familia de Atahualpa Martínez Vinaya, se refirió a la audiencia preliminar al juicio oral y público que se concretó el pasado miércoles en el Auditórium del Poder Judicial de la provincia de Río Negro, de cara a lo que será el segundo debate para tratar de saber quién mató a Ata.

La abogada destacó los avances alcanzados en la audiencia, en la que se acordó un nuevo encuentro para el próximo 5 de diciembre, para dar a conocer la lista de testigos y peritos que las partes pretenden escuchar en el juicio oral.

Asimismo, hizo referencia a la etapa de investigación iniciada tras el fracaso del primer juicio y la convocatoria a nuevos testigos que pudieran ayudar a esclarecer lo que pasó con Atahualpa el pasado 15 de junio de 2008.

En este sentido, Mosquera expresó: «Tenía razón Julieta. Realmente, más allá del trabajo de la Comisión que fue muchísimo, desde el año 2016 empezamos a trabajar muchísimo más».

En cuanto a la convocatoria a nuevos testigos, la abogada manifestó que «se acercó mucha gente, algunos sin sentidos, algunos con ganas de tirar energía negativa, pero en contraste tuvimos testimonios realmente muy buenos».

«Más allá de que algunos no podemos llevar a juicio, sirvieron para esclarecer muchas cosas dentro de la familia, y a Julieta le dieron muchas respuestas. Y le marcaron el camino, y creo que eso es importante».

Mosquera reafirmó que «tenemos testimonios importantes, y revalidamos testimonios que ya teníamos. La óptica cambio y con todo eso vamos al nuevo juicio. Creo que, sin dudas, la figura de Julieta y el camino que marcó era el acertado».

«No puedo hablar mucho de cosas del juicio, porque las voy a reservar y queremos que las cosas salgan bien», manifestó la abogada en declaraciones a Radio Encuentro.

Consultada por las pericias realizadas a una campera que se encontró en la casa de uno de los imputados. Mosquera señaló que «recibimos resultados que no fueron lo que esperábamos. Se ratifica que hay material genético de Atahualpa, pero no así otros datos. Respecto de los roces, la impregnación de contactos, que esperábamos, el material genético que se encontró no era apto para análisis».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *