Continúa el proceso de vacunación y crece la demanda por el acceso

Entre diciembre del año 2020 y comienzos del 2021, se  inició el proceso de vacunación en Argentina contra  COVID-19  de manera simultánea en varias provincias de nuestro país. 

Con la llegada de las primeras dosis de vacunas Sputnik provenientes de Rusia,  se logró priorizar de manera voluntaria al personal de salud, como primera línea de contagio en la lucha contra el coronavirus. 

Mediante el Plan Estratégico de vacunación Nacional se creó un dispositivo hasta el momento según grupos prioritarios, trabajadores/as esenciales  (Salud y fuerzas de seguridad), personas mayores de 70, docentes y no docentes,  y personas de riesgos.
Con respecto a las vacunas recibidas, se sumó la elaboración de China Sinopharm y la producción del Instituto Serum de India con la tecnología de AstraZeneca y la Universidad de Oxford. 

Según los datos relevados por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica- CELAG, por medio de encuestas:  “La Sputnik-V, es por el  75,8%  la vacuna con mayor preferencia para los argentinos y argentinas. En segundo lugar, con un 68. 4% la producida en la India y por último, la Sinopharm, con el 53,3%”.
Ante los desafíos que genera este proceso y los resultados obtenidos, se incrementó notablemente el número de personas que desean vacunarse y se inscriben mediante las plataformas  digitales.
El mayor porcentaje de la población que participó de la encuesta realizada por CELAG, contestó que su principal prioridad, es poder acceder  a la vacunación contra el COVID-19 en el transcurso del año y luego, proyectarse en otros aspectos sociales, económicos e individuales. 

Conforme a lo publicado en el sitio oficial del Ministerio Nacional de Salud, Argentina está cerca de alcanzar las 3,5 millones de vacunas distribuidas de acuerdo a la población de cada distrito.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *