Se agudiza el conflicto hospitalario en la provincia

Luego de la sorpresiva suspensión de la reunión prevista para el pasado miércoles, los trabajadores hospitalarios marcharon ayer en diferentes localidades de Río Negro, en repudio a la actitud de la gobernadora, Arabela Carreras, y en reclamo de mejoras salariales.

En este contexto, a primera hora de ayer, el director del hospital Artémides Zatti, José Luis Rovasio, presentó su renuncia.

Y más tarde, en la asamblea de hospitalarios autoconvocados, los jefes del departamento de enfermería y los diferentes servicios de atención, confirmaron sus renuncias a los cargos.

Además, se anunció una huelga de “lapiceras caídas” y la no carga de datos de los casos de coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *