Taxistas piden recibir el beneficio de la tarjeta PROA Viedma

Trabajadores del sector taxista presentaron este lunes un pedido dirigido al Intendente Pedro Pesatti y al Secretario de Desarrollo e Integración de la ciudad de Viedma, Mario Sanchez a través del cual se solicitó la inclusión de los taxistas dentro del programa Alimentario PROA.

“Entendiendo el difícil contexto con el que le toca lidiar hoy día a muchos Argentinos, trabajadores y desempleados a lo largo y ancho de nuestro país y apelando a la réplica de asistencialismo necesario e inevitable como política paliativa a la que la Pandemia mundial, obligó a implementar al gobierno Nacional desde los inicios de esta pesadilla y en sintonía a lo actuado por parte de este, solicitamos, dado el desamparo y la informalidad dentro de la cual nos encontramos los taxistas, sean consideradas las propuestas que de este sector surgen, como ayuda solidaria de emergencia para amortiguar los golpes económicos constantes que venimos padeciendo”, indica la nota.

A continuación, desde el sector propusieron hasta el mes de febrero inclusive: la inclusión de los trabajadores del servicio de taxi al Programa alimentario PROA. Tarjeta alimentaria, por un monto de $3000 o en su defecto y de no ser posible, un convenio entre municipio y almacenes de barrios para la compra exclusiva de alimentos, por la suma de $3000, ya sea a través de una nueva tarjeta o para mayor practicidad y dinamismo, un bono de compra por ese monto, sugieren en el pedido, y explican que esta opción es interesante «no solo por la ayuda a nuestro sector, sino que traerá aparejado un pequeño plus que debe encontrarse en el impulso que dará la activación del consumo de estos trabajadores que hoy no lo pueden realizar y del cual el almacenero del barrio también necesita».

En la solicitud, se hizo mención además a dos ítems puntuales que hacen al funcionamiento del servicio y al trabajador, la VTV y la renovación del carnet de conducir, en este sentido se manifestó que el sector vería con agrado que se lo exima de estos gastos durante el mismo periodo que dure la asistencia alimentaria, haciendo hincapié en que en los meses de verano la actividad decae históricamente, pero que esta vez el parate vendrá acompañado de una crisis extra producto de la Pandemia.

“Para llevar adelante las acciones tendientes a la ayuda, nos encontramos realizando un registro de trabajadores, el cual incluye junto a la identidad de cada uno y sus datos, el número de licencia del vehículo en el cual desempeñan su labor, para que el municipio tenga mayores precisiones para controlar en caso de la adjudicación de los beneficios solicitados”, agregaron.

Cabe destacar la apertura al diálogo y a otras iniciativas que proponga el Municipio, a las cuales los taxistas se pronunciaron estar dispuestos a escuchar en pos de la búsqueda de soluciones a la necesidad planteada.

Por último, enfatizaron en que “hemos acudido a este pedido, no por falta de trabajo que en teoría lo tenemos, pero si por la ausencia en la práctica que sucede cuando el taxista no hace los viajes necesario para cubrir el día y cumplir con el objetivo, tampoco por falta de voluntad y esfuerzo, el cual hemos agotado y seguiremos haciéndolo, trabajando 12 o más horas diarias, sino que hemos tomado esta decisión por motivos que no los sorprenderían, porque nadie escapa a la realidad de la crisis transversal que este imponderable mundial ha traído sin que nadie sepa con certezas cuándo cesará”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *