Pesatti presentó su política de hábitat

Mediante un video en las redes oficiales el intendente, Pedro Pesatti explicitó los fundamentos de la batería de proyectos enviados al Concejo Deliberante para su tratamiento, todos vinculados al acceso a la tierra y el hábitat.

El intendente trazó en grandes líneas los objetivos de su política al advertir que la intervención del estado municipal está dirigida a “ese sector de personas, esos vecinos y vecinas, que no pueden pagar lo que cuesta un terreno en una inmobiliaria, pero que jamás, además, van a tomar lo que es ajeno”, y sostiene que ellos son los que han inspirado la decisión.

Según se adelantó, el ejecutivo completará esta semana el envío de cuatro proyectos al Concejo Deliberante viedmense, con la idea de consolidar un contexto normativo que permita actuar “con fuerza y contundencia en el mercado de tierras y en la realidad de miles de familias viedmenses”, explicó el Jefe de Gabinete, Marcos Castro.

LOS CUATRO PROYECTOS

1- EMERGENCIA SOCIAL EN HÁBITAT.
Este proyecto declara la emergencia en hábitat, y busca generar las condiciones normativas para facultar al ejecutivo a tomar decisiones rápidas y dinámicas en materia de compra, permuta y venta de inmuebles para generara recursos materiales y satisfacer las necesidades que se declaran como el objeto de las políticas de hábitat. La emergencia tendrá vigencia para todo el ejido del Municipio de Viedma por el plazo de 24 meses a partir de la entrada en vigencia de la ordenanza, a efectos de tomar todas aquellas decisiones que permitan atender situaciones de extrema necesidad habitacional de la población.

2- BANCO DE TIERRAS.
El ejecutivo eleva el proyecto del banco municipal de tierras luego de analizar normativa comparada de distintas comunas de todo el país, y los resultados efectivos en esas jurisdicciones.
Del proyecto de ordenanza presentado, surge que el banco de tierras tiene por objeto contar con suelo urbano, destinado a dar solución a la demanda de suelo social y facilitar el acceso al primer terreno para vivienda única a vecinos de la Ciudad de Viedma que no cuenten con el mismo y se encuentren debidamente inscriptos en el registro Empezar.
El nuevo ordenamiento prevé nutrirse de lotes a partir de las tierras actualmente incorporadas al dominio municipal sin uso definido; las parcelas transferidas al dominio municipal por distintos estamentos gubernamentales ya sea del estado nacional y/o provincial, como así también de privados; y las donaciones y/o legados sin cargo específico.
También serán susceptibles de ser incorporadas al banco, las superficies resultantes de la aplicación de los instrumentos de gestión de suelo en las nuevas urbanizaciones, tales como: convenios con la participación Municipal en la valorización Inmobiliaria; consorcios urbanísticos; prescripción administrativa y/o la aplicación de instrumentos afines; la tierra que surja del re ordenamiento de espacios Verdes y todas las tierras que en el futuro el Municipio adquiera a titulo gratuito u oneroso.

3- UTILIDAD PÚBLICA Y CREACIÓN DEL DISTRITO VECINAL SUR.
La norma declara a una amplia superficie de suelo urbano como “de interés municipal y de utilidad pública” a los fines de su potencial expropiación y remite en un anexo la totalidad de los inmuebles con su identificación catastral, “a los fines de crear el nuevo Distrito Vecinal Sur de Viedma” y desarrollar allí loteos sociales. A través de la misma ordenanza se constituye como sujeto expropiante a la Municipalidad de Viedma, que tendrá a su cargo los gastos y demás costos que demanda la Ley 1015 facultando al Poder Ejecutivo Municipal a realizar las adecuaciones presupuestarias correspondientes.
Entre los antecedentes normativos el proyecto de ordenanza se recoge la experiencia del Distrito Vecinal de Cipolletti, creado durante la intendencia de Alberto Weretilneck al frente de esa comuna; y la iniciativa de la ordenanza 4.561 de la municipalidad de Gral. Roca, sancionada cuando Carlos Soria era intendente de esa ciudad.

4- INSTRUMENTOS DE GESTIÓN DEL SUELO MUNICIPAL.
La ordenanza incorpora una serie de instrumentos normativos de financiamiento urbano que apuntan al concepto de sostenibilidad de la ciudad, ambiental de producción de suelo, que atenúen los efectos de la desigualdad. Entre los instrumentos figuran: Desarrollo prioritario, Participación Municipal en la Valorización Inmobiliaria, Convenios Urbanísticos, Consorcios Urbanísticos, Prescripción Administrativa, Expropiación, y Caución por Infraestructura. La norma prevé la creación de otros instrumentos en caso de ser necesario.

INICIATIVAS COMPLEMENTARIAS

El gobierno de Viedma sumó además algunas iniciativas complementarias, entre ellas el ya presentado registro Empezar y un proyecto de ordenanza para el reordenamiento normativo y territorial de los espacios verdes, que “hasta el momento han sido administrados como una resultante del conjunto de la normativa existente, desde una visión complementaria del planeamiento urbano, y no con el foco puesto en el análisis, diagnóstico e interpretación de su función social y ambiental”, explicó Gastón Renda, titular de Planeamiento Urbano, Obras y Servicios Públicos.

“Como parte de nuestra Agenda Verde, queremos resignificar los espacios verdes como parte de la infraestructura de servicios sociales y ambientales de la ciudad”, finalizó Renda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *