Denuncia penal contra la SENAF por el crimen de Nahiara

El legislador del Frente de Todos, José Luis Berros, denunció penalmente a la titular de la Secretaría de Estado de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF) y «a todo funcionario que haya intervenido en el expediente previo al asesinato de la pequeña Soledad Nahiara Miranda, ocurrido el 7 de abril en cercanías a Los Menucos».

Vale recordar que por el hecho, la madre y el padrastro de la niña de 3 años están detenidos e imputados como responsables del femicidio.

Berros, radicó una denuncia penal contra Roxana Méndez, titular de la SENAF, luego que saliera a la luz que ese organismo recibió numerosas denuncias por violencia de género hacia Valeria Miranda –madre de la niña- por parte de su pareja, Carlos Erbin, y también por reiterados maltratos físicos sufridos por Nahiara.

“De acuerdo a las investigaciones preliminares, la niña era víctima permanente de desprotección, tanto es así que su propia abuela asumió la ‘guarda de hecho’ de la niña dejando expresa constancia de tal circunstancia ante el Juzgado de Paz local de Los Menucos, a cargo de Sandra Carballo, mediante acta de estilo que aportaremos. Esa guarda de hecho fue conculcada y dejada sin efecto, entregándosele la criatura a Valeria Miranda y Carlos Erbin por la intervención ilegítima e ilegal de personal del SENAF de Los Menucos que, sin orden judicial, procedieron a restituir la niña”, destacó Berros en su denuncia.

“Poco tiempo después familiares y vecinos de la niña, formal e informalmente anoticiaron lo que era una verdad de Perogrullo: Erbin tenía denuncias previas de violencia contra mujeres y su concubina, y le prodigaban castigos físicos a la criatura”, destacó en otro párrafo.

Según el legislador, tanto Méndez como los empleados de la SENAF de Los Menucos podrían haber incurrido en el delito de “homicidio culposo”.

Soledad Nahiara Miranda tenía 3 años y murió como consecuencia de severos golpes que recibió en el cráneo, a los que su madre y su padrastro atribuyeron a la caída de una escalera. El forense desmoronó esa hipótesis cuando descubrió más de 60 lesiones, muchas de ellas graves y de vieja data, en distintas partes del cuerpo incluso en la zona genital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *