Familias en transición

Atreverse a reconocerse distintx al genero signado por la sociedad y las instituciones, ese que nos imprimen apenas nacemos, representa una lucha cultural y política. «Que otrxs sean lo normal» eso empezó a vivir y sentir Lucas en su proceso de transición.


En Viedma distintas familias se juntaron para compartir sentimientos y reconocer(se) distintxs a los modelos establecidos. Tal como señala Coty Irusta en esta entrevista de Agencia Choique «lo que falta en la sociedad es información».


Por ello la ley de identidad de género, como también la Ley ESI, es fundamenta al reconocer el Derecho a la identidad de género como la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido. También incluye otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales.


Ninguna imposición podrá determinar (nuestra) identidad de genero. Entonces de lo que se trata es de poder reconocer(nos) en lo distinto y por sobre todo en lo que realmente siente cada unx de nosotrxs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *