Buscan mantener los contratos de las porteras del Paulo VI

Los directivos del Colegio Paulo VI y el Obispado de Viedma realizan gestiones ante las autoridades del Ministerio de Educación y Derechos Humanos de la provincia, para poder dar marcha a atrás con la medida que tomó la cartera educativa a fines del mes pasado de dejar de subsidiar el servicio de suplencias de auxiliares docentes.

Según explicó Bibiana Sorgue, representante legal de la institución, lo que a fines del mes pasadlo informó el Ministerio a todas las escuelas de gestión privada y social es que, desde el mes de Mayo, el Estado no continuaría con el subsidio para el pago de las suplencias de auxiliares docentes.

En este sentido, Sorgue explicó que como escuela pública de gestión social se asumen como responsables de los contratos de todos los trabajadores, mientras aclaró que “no se despidió a ningún portero, nunca estuvo eso en los hechos reales”. 

A lo que añadió, “nos sorprendieron las movidas porque la realidad es que como Obispado de Viedma, como empleadores, no se despidió a ninguna persona”.

Sorgue detalló que “la realidad es que el Ministerio de Educación informó a todas las escuelas de gestión social y privada de toda la provincia que iban a dejar de subsidiar las licencias del personal de apoyo. Eso es una realidad pero no implica despidos, sino que implica que los empleadores tenemos que resolver cómo afrontar distintas situaciones sin el aporte del Ministerio de Educación”.

Añadió que “las escuelas de gestión social no cobramos cuota y enfrentar determinados gastos nos puede costar mucho más, pero en un primer momento le solicitamos al Ministerio y accedió a rever la medida y dar plazos para trabajar en diferentes alternativas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *