«Para siempre será que a mi hijo lo mataron»

Días atrás se cumplieron seis años de la misteriosa muerte de Nicolás Calfunao y sus familiares siguen reclamando justicia porque aseguran que el joven de 18 años de edad no se suicidó como entendió la Fiscalía de Bahía Blanca, sino que lo mataron.

Se trata del joven que en la madrugada del 20 de febrero fue encontrado muerto en el patio de la casa de su tío, en la localidad de Bahía San Blas, donde estaba haciendo changas de albañilería.

Rosalía Hernández, la mamá de Nicolás, mantiene su reclamo para que se reabra la causa y se investigue en profundidad qué pasó con su hijo, porque «para mi siempre será que lo mataron», expresó.

«Hubieron tantas amenazas, tantas cosas raras en el camino, que nunca se pudo llegar a la verdad, pero para mí siempre será que lo mataron», indicó.

Recordó que Nicolás «estaba trabajando con su tío en San Blas y ahí donde vivía lo encontraron semi sentado abajo de un árbol con un soga de nylon en el cuello, pero no tiene señas de que fue ahorcado».

La mujer detalló que entre las irregularidades de la investigación se encuentra una llamada telefónica de un vecino que le contó al tío de Nicolás que «él había visto que lo dejaron a Nicolás ahí, que eran tres personas con nombre y apellido de las tres. Esta persona vio todo pero no pudo declarar porque tenía miedo que lo maten. Cosas que pasaron en el camino, hasta que la causa se cerró».

Rosalía expresó que también fue muy dudoso el hallazgo de sangre en el cuerpo de Nicolás. «Yo estoy seguro que mi hijo se defendió y lastimó a alguien por eso había sangre en sus zapatillas, que la Fiscal dijo en un primer momento que era de un animal, pero después resulta que era de un ser humano».

Respecto de si existe algún indicio de por qué lo podrían haber asesinado, la mujer manifestó que «la verdad no sé por qué lo mataron, porque la última vez que hablé con él estaba trabajando bien, no sé si vio algo raro o qué».

«Porque ese día terminaban de hacer un obra grande e hicieron un asado, pero eso de las 1.30 el se fue con la novia a dormir». Y más tarde «se levantó porque el auto del tío no estaba en la casa, así que se fue a buscarlo. Y cuando llega el tío como a las 4, lo encuentra semi acostado ahorcado en el patio».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *