«No se dejen pisar la cabeza, los patrones sin nosotros no hacen nada»

Finalmente, luego de varios días de reclamos y una fuerte negociación en el marco de la Secretaría de Trabajo de la provincia, la firma Grabriel Román e Hijos S.A aceptó pagar lo adeudado a los trabajadores tucumanos que habían sido traídos engañados al Valle Medio de Río Negro para ser «explotados» en la cosecha de la fruta.

Aléxis Moyano, uno de los trabajadores, dio detalles de la difícil situación por la que debieron atravesar, luego de haber sido ilusionados por los empresarios explotadores que los fueron a buscar a Tucumán para trabajar en la cosecha en una chacra de Lamarque.

«Vinimos con un propósito de trabajo, pero nos fue mal por el tema del señor este que es un ‘garca’, porque la patronal es así, juegan con la vida de las personas», indicó el trabajador.

La promesa de trabajo registrado, buenos sueldos, alojamiento y comida, se terminó cuando los trabajadores bajaron del colectivo y se encontraron que el trabajo es «en negro», no se les paga lo acordado y tienen que buscar un lugar donde dormir.

«Es muy típico en este época ver a los trabajadores ‘golondrina’ yendo de un lado a otro en busca de alquiler, y debido a la poca paga que reciben terminan alquilando diez una casa que es para seis», relató Andrea, una de las integrantes de la organización «Amigos y Familiares de Daniel Solano» que acompañaron el reclamo de los trabajadores.

Y en cuanto a la comida, los comerciantes de la zona tienen tan naturalizada la «explotación laboral» que les dan mercadería a los trabajadores y les retienen los documentos hasta que no cancelan la deuda.

«Si queríamos sacar algo nos retenían los documentos y no nos podíamos ir porque no teníamos los documentos», explicó Moyano.

«A ellos lo único que les interesa es que vos le saqués al cosecha y después te tiran como basura», manifestó respecto del trato que recibieron de la firma Gabriel Román e Hijos S.A.

Relató que «estuvimos trabajando, pero muy poco por el motivo de que no nos querían pagar lo que era, nos querían dar miserias, para tantos kilómetros que hicimos, nos querían dar miserias».

Aléxis detalló que «yo tengo mi familia, un hijo de 4 años y tres meses que me está esperando, mi señora embarazada de siete meses, y la verdad que fue muy doloroso alejarme de ellos para venir hasta acá para ganar plata para llevarle para ellos, para que tengamos por lo menos una comodidad mejor».

«Y la verdad que no se pudo y estuvimos mal, porque no pude mandar plata, así que ellos también estuvieron pasando hambre por el tema de que no le mandaba plata».

A lo que añadió que «nosotros también andábamos sufriendo, nos corrió el hombre del alquiler porque no le podíamos pagar, en el negocio no nos querían dar, nos retenían los documentos. Es decir, si queríamos sacar algo nos retenían los documentos y no nos podíamos ir porque no teníamos los documentos!.

«Por suerte nos ayudaron los amigos de Daniel Solano, hicieron más grande la cosa a través de los medios y la radio para que nos paguen».

Finalmente, Moyano dejó un mensaje a los trabajadores y trabajadoras que se encuentran en situaciones similares. «El mensaje para quienes vienen es que no se dejen pisar la cabeza por la patronal, reclamen lo que es suyo, porque están en su derecho y lo merecen, los patrones sin nosotros no sacan nada, no hacen nada, así que reclamen sus derechos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *