Los explotadores laborales del valle medio no se presentaron a la audiencia de conciliación

Los propietarios de la firma Gabriel Román e Hijos S.A, que explotaban trabajadores en una chacra del Valle Medio de Río Negro, no se presentaron ayer a la audiencia de conciliación convocada por la Secretaría de Trabajo, que decidió convocar a una nueva reunión entre las partes para el próximo lunes.

Mientras tanto, los 37 trabajadores golondrinas que fueron traídos engañados desde la provincia de Tucumán para trabajar en la cosecha de fruta, quedaron literalmente “en la calle”, sin trabajo ni dinero para volver a su lugar de origen, por lo que realizaron esta mañana una protesta frente a las puertas las oficinas que la cartera laboral posee en la localidad de Lamarque.

Gustavo Zabala, a cargo de la Delegación de Trabajo en Choele Choel, confirmó el “faltazo” de los explotadores a la audiencia de conciliación, como así también las pésimas condiciones laborales en que se encontró a los trabajadores en el marco de un operativo realizado de oficio por inspectores de la Secretaría.

Entre las irregularidades detectadas, Zabala detalló que los trabajadores fueron traídos engañados desde Tucumán. En este sentido, explicó que “las condiciones de trabajo por la que fueron contratados no son las mismas que encontraron cuando llegaron a la zona”.

Por ejemplo, “cuando se establece el tiempo de cosecha, si no hay frutos suficientes, se paga el mínimo que es el jornal establecido por el Convenio Colectivo de Trabajo, pero en este caso si no llegaban a ese jornal, directamente el propietario les pagaba lo que habían cosechado, cuando no es imputable al trabajador que no hubiera fruta para cosecha suficiente”.

Por otro lado, se detectó que “las condiciones de trabajo que surgieron estaban en total contravención de la Ley Laboral. Con baños lamentables, sin agua potable, con colchones tirados en el piso”, entre otros aspectos.

Luego de la inspección, los trabajadores decidieron realizar una denuncia ante la delegación de Trabajo, que derivó en una convocatoria a audiencia entre la patronal y los empleados, que fracasó debido al “faltazo” de los explotadores laborales.

Zabala reconoció que esto dejó en una situación social crítica a los trabajadores explotados, ya que al momento de ser contratados se les promete alojamiento y trabajo en la chacra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *