“Yo confío que no le van a dar la libertad, quiero seguir creyendo en la Justicia”

Edith Miler, la mamá de Karen Álvarez, la niña de 15 años de edad que fue violada y asesinada en octubre de 2014 en Viedma, espera que la Justicia no haga lugar al pedido de excarcelación de Carlos Gustavo Mobilio, uno de los condenados a prisión perpetua por el femicidio de Karen en febrero de 2017.

Esta mañana se llevó a cabo, en un Salón Auditórium del Poder Judicial totalmente colmado, la audiencia donde la defensa de Mobilio formalizó el pedido de excarcelación, ante los jueces Guillermo Bustamante y Ariel Gallinger, quienes en primera instancia aplicaron la pena de prisión perpetua, que luego fue ratificada por el Superior Tribunal de Justicia de Río Negro.

Sin embargo, la causa aún no tiene sentencia firme, ya que la defensa de Mobilio presentó una queja ante la Corte Suprema de Justicia, que aún no fue resuelta.

En este marco, el abogado defensor, Pedro Vega, fundamentó su pedido basándose en fallos anteriores del STJ, pactos internacionales de Derechos Humanos y el Código de Procesamiento Penal que establece que ningún ciudadano puede permanecer más de 3 años en prisión preventiva, sin tener condena firme.

La querella, representada por Damián Torres, por su parte, fue contundente al iniciar sus argumentos y señalar que si bien Mobilio hace cuatro años que se encuentra detenido, “también hace más de cuatro años que no tenemos a Karen Álvarez, una niña que fue abusada y asesinada”.

En este sentido, el abogado se apoyó en la denominada Convención de Belem Do Para –Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer- que se encuentra contemplada en el país por la Ley N° 26.485.

Al respecto, Torres manifestó en la audiencia que “dicha convención fue incluida en nuestro ordenamiento jurídico por la Ley 26485 de Protección Contra la Mujer, y en los Artículos 26 a 25, habla de las posibilidades de los jueces, no sólo de las medidas en concreto para garantizar el proceso y que no se ejercite violencia, sino también para la aplicación de una pena”.

“Eso quiere decir que el mismo rango constitucional que tiene el plazo razonable y la libertad durante el proceso hasta que haya una sentencia, tiene el proteger, sancionar y el erradicar la violencia contra la mujer. Y en este caso, a Karen no la tenemos, pero si es un caso donde desde la prevención general y especial, Karen tiene la misma tutela judicial efectiva que el imputado o mucho más”, sentenció Torres.

Luego de la audiencia, Edith Miler, la mamá de Karen, dio a conocer sus sensaciones y manifestó que “fue como volver a revivir lo que ya vivimos en el juicio. Te vuelven a meter el dedo en la llaga, en la herida que tenés dentro, te la vuelven a abrir de vuelta”.

Respecto de la audiencia, Miler se mostró satisfecha por lo planteado por su abogado “de haber mencionado la Ley 26425 que es la que erradica la violencia de género, me pareció perfecto”.

En cuanto a las expectativas de resolución, que se podría conocer antes del fin de semana, expresó que “yo confío que no le van a dar la libertad, yo confío en eso, quiero seguir creyendo en la Justicia”.

Miler manifestó que “Esto tiene que ser un mensaje claro para los legisladores que son los que escriben las leyes, y para los jueces que son los que aplican las leyes. No tiene que haber ningún femicida, ningún violador suelto».

«No se olviden que acá en Viedma ha habido sentencias a violadores y hoy por hoy no los pueden encontrar, y yo no quiero que los femicidas de Karen anden sueltos por la calle, porque así como mataron a Karen hace cuatro años, un mes y 16 días, no quiero que vuelva a haber otra Karen más”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *