Para la Justicia, Guillermo “Coco” Garrido no se suicidó

Hoy se leyó la sentencia en el marco del juicio oral y público por la muerte de Guillermo “Coco” Garrido, ocurrida el pasado 13 de enero de 2011, en la Comisaría Nº 12 de El Bolsón.

A pesar de la Fiscalía, que llevó adelante la hipótesis de una supuesta responsabilidad de los uniformados de no impedir el “suicidio” de Garrido, el Tribunal integrado por los Jueces Gastón Martin, Gustavo Quelín y Gastón Pierroni, decidió por unanimidad declarar a Laura Leiva y a Emilio Oyarzún -los policías imputados- no culpables del delito de homicidio culposo.

Los jueces basan su veredicto, entre otros aspectos, al testimonio de la criminóloga Viviana Emma Creimer, quien durante el desarrollo de las audiencias, “ha dado razones científicas que el resultado de la muerte no ha sido un suicidio, sino una acción deliberada de personas que tenían la custodia”.

De esta manera, se hace lugar a una nueva investigación y a la hipótesis de la querella, que planteó que Garrido fue asesinado por efectivos policiales durante su detención en la Comisaría.

En este marco, Marina Schifrin, abogada de la familia Garrido, expresó que “No obtuvimos justicia, pero tenemos más verdad que con la que llegamos”.
Mientras agregó que “nosotros acá llegamos por una acusación por homicidio culposo, que implica el suicidio de Coco Garrido, y la familia desde siempre dijo que Coco no se suicidó, y teníamos una pericia excelente que acá valoró el Tribunal”.

Schifrin destacó que se trata de una pericia “que no las habían tratado de tirar, que la tiraron abajo durante la instrucción, con pericias bastantes dudosas y truchas, que nunca habían ido a El Bolsón, ni a Epuyén”.

La abogada reafirmó su teoría del homicidio, al recordar que “la propia defensa –durante el juicio oral y público- dijo que en la Comisaría 12 de El Bolsón había violencia institucional y que los jóvenes policías estaban sometidos por los más grandes”. Es decir, “si había violencia hacia los jóvenes policías, como no iba a ver para los presos”.

Al respecto, confirmó que “mañana mismo vamos a ir a solicitar a Fiscalía que se investigue la privación ilegítima de la libertad de Coco, el abuso de autoridad en su detención, el homicidio doloso, los encubrimientos del homicidio y los deberes de funcionario público. Vamos a investigar a médicos, médicas y funcionarios judiciales”, expresó.

Schifrin concluyó que “si bien no tenemos el resultado que queríamos, llegamos a ocho años y estamos a foja cero, pero no tan cero, primero porque tenemos una victoria y otra porque sabemos un montón de cosas más que se ventilaron en este juicio y eso nos da la fuerza para saber que en derechos humanos vamos a pasito a pasito, pero ni un paso atrás”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *