«Un atenuador de velocidad para el Gobierno»

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad un proyecto de ordenanza para colocar el nombre de «9 de Agosto» al Pasaje Peatonal que une las puertas de ingreso a la Catedral de Viedma, con la plaza Alsina.

El hecho fue motivo de burla para algunos medios de comunicación de la zona que consideraron que los concejales de Viedma habían impuesto un nombre a un «atenuador de velocidad», dadas las características que posee el pasaje peatonal.

Si bien durante el debate la concejala del Frente para la Victoria Evelyn Rousiot, una de las autoras del proyecto, aclaró que, desde el punto de vista técnico, «los atenuadores de velocidad no se colocan a mitad de una calle», el sacerdote Luis García transformó la burla y la potenció.

A través de un perfil de Facebook, el Párroco de la Iglesia Catedral, quien fue uno de los grandes impulsores del «No a la central nuclear», se burló de las burlas y reafirmó que se trata de un «atenuador de velocidad» pero para el Gobierno.

«Iban demasiado rápido nuestros gobernantes y de espaldas al pueblo. Un pueblo con conciencia puso freno a esta idea dislocada de la instalación de una planta nuclear de potencia ad experimentum en nuestra costa rionegrina», agregó el sacerdote.

Más adelante, reafirmó su burla a las burlas y expresó que «ese Atenuador de Velocidad -con mayúsculas- representa hoy la lucha, el compromiso, la constancia, la fuerza, la valentía de toda una comunidad. Un 9 de Agosto la población de Viedma marchaba desde este lugar emblemático, y hoy ese 9 de agosto queda representado en esa obra que pone la plaza y la Catedral en contacto».

«Una catedral que quiere ser pueblo, que quiere ser plaza, que quiere seguir gritando a favor de la vida», finalizó el Padre Luis en su perfil.

Durante la sesión, donde se aprobó el proyecto de Ordenanza, Maria Ester Norval, una de las integrantes del Movimiento Antinuclear Rionegrino (MAR), consideró que quienes prefieren burlarse de las manifestaciones del pueblo es porque quieren que no se tenga memoria.

Asimismo, solicitó durante su participación en la sesión que «quede constancia que no es un reductor de velocidad, es un paso que recuerda el movimiento de todos los viedmenses y rionegrinos”, y añadió que “para nosotros es un lugar emblemático en donde nos reunimos, nos manifestamos, festejamos y nos preocupamos así que quienes quieren desacreditar eso también quieren borrar las acciones de la asamblea”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *