Una perito aseguró que Guillermo «Coco» Garrido no se suicidó

En el marco del Juicio Oral y Público por la muerte de Guillermo «Coco» Garrido, ocurrida en enero de 2011 en la Comisaría Nº 12 de El Bolsón, una especialista en Criminología que declaró como testigo experta aportada por la querella de la causa, aseguró que tal como viene asegurando la familia de la víctima, «Coco» no se suicidó.

En el segundo día de audiencia, la criminóloga Virginia Créimer aseguró que Garrido no se suicidó en la celda, sino que sufrió un golpe en el cráneo. Con soporte audiovisual, Creimer realizó ante el Tribunal, que integrado por los jueces Sandro Gastón Martín, Gastón Pierroni y Gustavo Quelín, una revisión del trabajo denominado re autopsia, que fue efectuado en octubre de 2011 sobre el cadáver de Guillermo Garrido.

La profesional brindó explicaciones concluyendo que, de acuerdo a todos los indicadores explorados, Garrido no se suicidó en la celda. «Puedo asumir que Garrido sufrió un golpe en el cráneo» dijo Creimer en la segunda jornada del juicio oral y público por Homicidio Culposo que tiene como imputados a los empleados policiales Laura Valeria Leiva y Emilio Victorino Oyarzún.

En ese contexto el Fiscal Jefe requirió al Tribunal se orientara el testimonio a la teoría del caso, es decir Homicidio Culposo, ya que tanto la Fiscalía como la querella llegan a esta instancia con la teoría que indica que Garrido se suicidó en la celda de la comisaría Nº 12. Luego de un breve cuarto intermedio, el Tribunal consideró procedente el testimonio de Creimer.

Para la querella se trata de un testimonio que «da vuelta la causa», ya que confirma lo que la familia viene diciendo desde el pasado 13 de enero de 2011, cuando ocurrieron los hechos, que «Coco no se suicidó.

Vale recordar que ese día, Garrido fue detenido en la calle luego de un accidente automovilístico que lo tuvo como protagonista. Se dijo que estaba borracho, y esa misma noche apareció ahorcado en la celda de la Comisaría Nº 12. La Policía aseguró que se trató de un suicidio, pero desde un primer momento su familia amigos y organismos defensores de los derechos humanos denunciaron que había sido asesinado por la Policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *