Avanza la recolección de pruebas para llevar a juicio a Marcos Thola, por el femicidio de Silvia Colque 

La querella y la Fiscalía avanzan en la recolección de pruebas para llevar a juicio a Marcos Thola, por el femicidio de su ex pareja, Silvia Vásquez Colque, quien se encuentra desparecida desde junio del año pasado.

A fines de noviembre vence el plazo otorgado por la Jueza de Garantías, Itzar Soly, para que se recolecten las pruebas necesarias para concretar el juicio. No obstante, el abogado Fabio Igoldi, que representa a la familia de la víctima, considera que el plazo se extenderá por al menos cuatro meses mas, con el objetivo de poder concretar el juicio el año próximo.

Vale recordar que en la audiencia de formulación de cargos, la Jueza hizo lugar a la teoría del caso planteada por la querella, con el acompañamiento de la Fiscal, Paula Rodríguez Frandsen, y a la calificación de la causa como homicidio doblemente agravado por el vínculo y por mediar violencia de género.

Igoldi manifestó que «no logramos la prisión preventiva, pero logramos que la Fiscalía tome esta versión de los hechos que tenía la familia que era muy fuerte, de que Silvia es víctima de un homicidio agravado» y que no desapareció por su propia voluntad, tal como se planteó en la primera investigación realizada por la Fiscal.

«Había mucha prueba a nuestro criterio, aunque falta la prueba más importante que es el cuerpo del Silvia, de acuerdo a nuestra teoría del caso, pero hay prueba indirecta que nos conducía a ese lugar» de un caso de femicidio concretado por Marcos Thola, explicó el abogado.

En cuanto a la recolección de pruebas, Igoldi manifestó que «hemos recopilado algunos testimonios más, algunos informes de llamados, pudimos corroborar algunos testimonios que no habían sido tenidos en cuenta en la causa y que para nosotros eran importantes».

En este sentido detalló que «se hablaba siempre de que Silvia se iba con una persona a Buenos Aires, escuchamos el testimonio dos veces de esta persona que finalmente no era una pareja, sino un amigo, y eso se corroboró con las sábanas telefónicas».

Agregó, por otro lado, que «todavía está pendiente una pericia de cabellos que se habían encontrado a principios del año 2018, en otro proceso, que llevó tiempo ponerlos en condiciones y creo que en septiembre fueron enviados a un laboratorio de Córdoba que es especialista en este tipo de estudios para verificar si el ADN es compatible con el de Silvia»

El abogado detalló que «La idea de la familia es que esto no se dilate en el tiempo, que no sea un hecho más de impunidad de nuestra localidad, en la provincia, y que finalmente el año que viene, a más tardar, podamos al menos desde la acusación privada formalizar un pedido de juicio y que esto sea receptado por la Justicia, y poder avanzar hacia un juicio».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *