«No sé si esta instrucción es buena o mala, pero pone el tema en debate»

El Procurador General de la Provincia de Río Negro, Jorge Crespo, se refirió a las Instrucciones Generales que dio a conocer el organismo para que los hechos de muertes violentas de mujeres comiencen a ser investigados bajo de la denominación de «femicidio» y con perspectiva de género, siguiendo una serie de parámetros establecidos.

En este marco, consideró que lo principal es poder poner el tema en debate y abrir la discusión tanto hacia fuera como hacia adentro del organismo.

Crespo detalló que esta Instrucción «es un primer eslabón de una larga cadena que queremos formar a través del Ministerio Público, y que implica que ante la muerte violenta de una mujer, producida por un hombre, cuando se dan determinadas características puntuales, tiene que ser el legajo caratulado bajo el concepto de femicidio y la investigación penal tiene que desarrollarse por completo con una perspectiva de género».

El funcionario detalló que «cuando hablamos de perspectiva de género, la misma Instrucción establece una serie de variables que el Ministerio Público Fiscal debe considerar desde el inicio de la investigación penal». Mientras agregó que «estas variables tienen que ver con circunstancias que rodean al hecho, como primera cuestión, y también el análisis de las relaciones intrafamiliares y determinados parámetros claros y concretos que tiene que llevar adelante la fiscal y evacuar los fiscales, frente aun episodio que tenga como resultado la muerte de una mujer producida por un hombre».

Crespo explicó, respecto de los parámetros establecidos en la Instrucción General que «son varios, circunstancias de la muerte, la disposición del cuerpo, el modus operandi del homicida, las situaciones de violencia pasadas o anteriores a este hecho, examinar el hecho desde el origen como un crimen de odio, superar conceptos en la investigación que tienen que ver con que el hombre estaba fuera de control o con que era celoso, el tema de muertes pasionales, una serie de parámetros que se van a ir evacuando en las investigaciones y van a permitir calificar seriamente los hechos con el valor que corresponda, en este caso los femicidios como femicidios».

El Ministerio Público tiene previsto desarrollar, dentro de las políticas de persecución criminal, tres ejes centrales durante el 2019, que son: violencia géneros, violencia institucional y delitos contra la administración pública.

«Estos son los tres ejes que vamos a centrar en el año 2019, y ya arrancamos a fines de 2018 con este tipo de instrucciones que van dando las bases para poder avanzar en el año 2019 fuertemente con esas políticas a desarrollar».

El Procurador consideró que «Se habla mucho de la cuestión de género, pero se hace poco. Y esa lógica se tiene que romper».

Más adelante agregó que «yo no sé si esta Instrucción es buena o mala. Quiero creer que es buena. Pero rompe la lógica, empieza a instalar el tema para el Ministerio Público y empezamos con el debate de las estadísticas, de cómo se investiga, si hay que poner otros parámetros, si alcanza con estos parámetros, es decir, pone el tema en debate».

«El primer resultado es satisfactorio porque puso el tema en debate, entonces nos obliga a todos los actores a analizar y decir bueno, esto está bien, corregimos esto, fijémonos como impacta esto, entonces instala la cuestión y ese es el primer paso», indicó Crespo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *