Denuncian complicidad policial con banda de trata de personas

Denuncian complicidad de la Policía con una banda de proxenetas y trata de personas que opera en el Alto Valle de la provincia de Río Negro.

La denuncia se desprende de un hecho de violencia que sufrió una mujer trans, el jueves de la semana pasada, mientras trabajaba a la vera de la ruta Nacional N° 22.

El personal policial no sólo no actuó ante la agresión sufrida, sino que amenazó a la víctima con ser detenida si volvía a ofrecer servicios sexuales en ese sector de la ruta N° 22.

Ornella Infante, referente Trans de nuestra provincia, detalló que «el jueves pasado una chica trans de Neuquén que trabaja en la ruta 22 fue golpeada salvajemente en Cipolletti». Detalló que «este hecho fue grabado por un transeúnte, donde se vé en un video con claridad el grado de violencia que vivió esa mujer trans, a las cinco de la tarde, cuando nadie hacía absolutamente nada, mientras una persona la golpeaba».

Infante detalló que «esta agresora es una mujer trans que está denunciada por la explotación de un joven que tiene retrasos madurativos, por lo que tienen una causa abierta ella y su pareja».

Según se explicó, la mujer fue agredida «porque no había pedido permiso a la jefa de una banda de trata y explotación sexual que hay en el Alto Valle. Un personaje que ya fue encarcelado y liberado tras un juicio abreviado donde le redujeron la pena».

Infante manifestó que «lo que nos preocupa es que la víctima llamó a la Policía, que se hizo presente en el lugar, pero lo que argumentaron los efectivos es que no le habían pedido permiso a esa proxeneta para que esta trabajadora sexual esté parada en la ruta N° 22».

«La verdad que esta complicidad de la Policía nos preocupa mucho, sobre todo de la guardia del jueves a las 17, donde tres policías, dos hombres y una mujer, se encargaron de amenazar a la víctima diciéndole que si la veían nuevamente parada en la ruta N° 22 iba a terminar presa ella, en lugar de esta  explotadora que tiene una causa abierta».

Infante consideró que «es el momento de dar un debate serio, porque nosotras las mujeres trans es a muy pocas personas a las que les importamos y es de manera inmediata que debemos lograr que la Justicia deje de ser elitista, deje de ser patriarcal, deje de ser machista, deje de ser binaria, y ponga los ojos donde las víctimas están».

«Porque sino no vamos a poder terminar nunca con los feminicidios ni los travesticidios», sentenció Infante.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *