Reclaman la sanción de la Ley de Inquilinos

Luego de la media sanción obtenida en la Cámara de Senadores, la Federación de Inquilinos de la Nación reclama desde hace casi dos años por el tratamiento de la iniciativa en la Cámara de Diputados.
Roberto Díaz, presidente de la Asociación de Inquilinos Rionegrinos, reconoció que tienen temor por las presiones que ejercieron en las últimas semanas las cámaras inmobiliarias más importantes del país, para evitar que la norma se trate y sea aprobada.

En este sentido, Díaz recordó que “este proyecto lo presentamos hace 23 meses en el Senado, con la redacción de todas las asociaciones de inquilinos que componen la Federación Nacional, y obtuvo la media sanción, por unanimidad, por todos los bloques, incluido Cambiemos”.

“Pasó a diputados, donde estuvo durmiendo 23 meses, hasta que finalmente pudimos lograr que se destrabe, que se discuta, que todos los bloque estuvieran de acuerdo en algunas modificaciones y tuvo la aprobación en la Comisión Legislativa, para que ahora vaya a la Cámara de Diputados y se vote”.
Díaz indicó que “ahora lo que nos preocupa es que en las últimas semanas varias cámaras inmobiliarias del país estuvieron reunidos con funcionarios del Gobierno Nacional y algunos diputados, donde pidieron que no se trate esta ley y que no se avance”.

Baja el costo de los alquileres

Díaz explicó que el principal cuestionamiento de las cámaras inmobiliarias es cómo se define el precio de los alquileres. “Porque hasta ahora se define según el gusto de la inmobiliaria, se aumenta el alquiler cada tres, seis meses, una vez al año, con porcentajes que no tienen una razón de ser, más que las que impone el mercado de oferta y demanda, porque los alquileres están aumentando desde hacer varios años por encima del salario”.

En este aspecto, lo que se propone en el proyecto de ley es que el porcentaje de aumento tiene que surgir “entre lo que diga el INDEC que aumentó el costo de vida y lo que se negocie en paritarias nacionales en relación con los salarios. Esto significa que nunca los aumentos de los alquileres será más alto de lo que aumente el salario familiar de una paritaria”.
“Esto le pone un techo, regula el precio de los alquileres, y es lo que ha generado una gran discusión con los negocios inmobiliarios que sienten que los afecta de alguna forma”.

Díaz explicó que “hoy tenemos el 50% o 60% del salario afectado sólo al pago del alquiler, sin contar expensas, servicios, etc. Eso genera que muchas familias estén muy complicadas en tener que pagar el alquiler, lo que genera desalojos, contratos basura, una expulsión de familias de lugares habitables a casas que no están tan habitables”.
En este sentido consideró que “el Estado tiene que tener alguna política hacia los alquileres, porque si no, no tienen freno”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *